¿Cuál podría ser el mejor marketing estratégico en Japón, China o Asia?

Parece ser que los países del asia se han dado cuenta que combinar redes sociales, youtube, facebook, aplicaciones e influencers y unirlos todos para que todos ganen sería una técnica muy interesante.

Y vaya que está dando resultados la startup china Bolome está utilizando las “personas influyentes” de las redes sociales para ayudar a las empresas japonesas a llegar a los consumidores en su mercado nacional, una estrategia que según la empresa es más efectiva que la publicidad ordinaria en Internet.

Bolome, con sede en Shanghái, ofrece servicios de comercio electrónico a través de la aplicación de mensajería WeChat. Tiene contratos exclusivos con alrededor de 90 influenciadores chinos, usuarios de WeChat que tienen seguidores importantes y usan su influencia para promocionar productos.

En conjunto, las estrellas de las redes sociales de Bolome tienen alrededor de 80 millones de seguidores.

La compañía ayuda a los influencers a abrir escaparates en la aplicación y vender productos. Bolome se encarga de la gestión de compras e inventario, y divide los ingresos.

La unidad de Bolome en Japón está ofreciendo un servicio por el cual actúa como intermediario entre las compañías japonesas y los influyentes. Bolome distribuye los productos de los clientes de forma gratuita a los influencers, que a su vez escriben reseñas y venden la mercancía en China a través de WeChat. Los socios deciden por sí mismos qué decirles a sus fanáticos y no están obligados a difundir evaluaciones positivas.

Bolome dice que este enfoque es el boleto para impulsar el reconocimiento de nombres en China, donde los influenciadores, también conocidos como “líderes de opinión clave”, juegan un papel importante en las estrategias de marketing y las revisiones en línea se consideran impulsores de ventas cruciales.

Las compañías japonesas proporcionan a Bolome lotes de productos por un valor mínimo de 300,000 yenes ($ 2,669). Cuanto mayor sea el valor, más influirán los influencers en los productos.

Bolome espera ganar alrededor de 200 clientes corporativos para 2019. Planea apuntar a los fabricantes de cosméticos y necesidades diarias, en particular, ya que sus ventas en China dependen en gran medida de las plataformas de comercio electrónico.

Fundada en 2015, la actividad principal de Bolome es una aplicación de comercio electrónico transfronteriza homónima para la venta de productos de consumo japonés y surcoreano en China. Ejecuta el servicio basado en WeChat además de esto.

Las ventas mensuales a través de la aplicación homónima se estiman en alrededor de $ 10 millones. Y Bolome quiere desarrollar el negocio de influencer en otro pilar de ingresos.

(Datos extraídos del Asian Nikkei)

 


0 comentarios “Un marketing digital estratégico en Japón, China y Asia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts

Estrategias para Pymes

El técnico del aire acondicionado perdió una buena oportunidad

Cuando llega la época de calor, los equipos de aire acondicionado empiezan a fallar (no vamos a hablar aquí de las empresas proveedoras de energía). Seguramente muchos de ustedes se han encontrado en la necesidad de Leer Más...

Estrategias para Pymes

La Generación Z cambiará el Marketing

La generación Z la componen aquellas personas nacidas desde 1995 en adelante. En países como los Estados Unidos, ya son el 25,9% de la población (el mayor sector de la población) y aportan 44,000 millones de Leer Más...

Empresas

El Shopper peruano: Compra aquí y allá

La revista ANDA publicó en su edición un artículo de Javier Álvarez Pecol, Director de Estudios Multiclientes, en el que habla sobre un nuevo estudio de Ipsos Perú sobre el retail en el Perú. El Leer Más...